Conoce el proceso de declaración en aduana

5 minutos para leer

 

Cada vez que ingresa mercancía al país, se le tiene que notificar a las autoridades de las aduanas para que puedan proceder bajo el marco de la ley y cumplir las obligaciones. La notificación se realiza a través de una declaración de mercancías en aduana

Esta declaración es importante para que las mercancías sean registradas y cumplan con las regulaciones de cada región, por ello, identificar las partes que lo componen puede salvarte de incurrir en faltas y sanciones por datos incompletos u omisión que compliquen el proceso. 

>> ¡Conoce la manifestación de valor: la declaración obligatoria de la  mercancía! <<

¿En qué consiste una declaración en aduana?

El diccionario jurídico define la declaración como:

Manifestación que se hace en un juicio, o de un procedimiento administrativo, de saber o de no saber una cosa al ser interrogado por una autoridad. Acto por el cual expresa una persona su voluntad o da a conocer lo que sabe sobre una cuestión litigiosa.

La declaración en las aduanas es el trámite que consiste en documentar detalladamente la información acerca de las mercancías que se transportan de un país a otro. De esta manera las autoridades pueden corroborar que todo esté en orden y sea legal.

Dicha declaración es de carácter obligatorio, y tiene que ser dictada por la persona autorizada y responsable de las mercancías, ya sea el dueño o un agente aduanal, al cual se le denomina persona interesada o declarante. Y es el declarante quien expresa libre y voluntariamente la clasificación del régimen al que pertenecen las mercancías que transporta, que a su vez determina las obligaciones que debe cumplir.

De igual modo, es importante recalcar que dicha declaración se realiza antes de pasar por el semáforo fiscal.

¿Qué documentos se necesitan?

En el Artículo 86 de la Ley Aduanera se establece que el declarante tiene la obligación de compartir la información de las mercancías referente a:

  • La información profesional del agente aduanal y el dueño de las mercancías.

  • La ubicación y fecha del ingreso de la mercancía.

  • Datos sobre el país de procedencia, embarque y transporte.

  • La descripción minuciosa de la mercancía que incluya: nombre de la mercancía, cantidad, peso bruto, cuidados de manejo, certificaciones, y régimen al que pertenece para su clasificación arancelaria.

  • Impuestos o preferencias aplicables.

  • Un domicilio que de juramento de fe sobre la existencia de la persona física o moral dueña de las mercancías.

Al momento de realizar la declaración, deben de presentarse los siguientes documentos:

a) El original de la factura comercial, salvo en casos de excepción debidamente reglamentados.

b) Un certificado de origen de las mercancías, emitido por la autoridad competente al efecto, cuando proceda.

c) El conocimiento de embarque.

d) Una copia o fotocopia de la declaración aduanera o del documento de salida de las mercancías exportadas, emitido por el exportador o expedidor, que incluya el valor real de la mercancía, el nombre del importador, el peso bruto y neto, así como el número del contenedor, cuando proceda. (sólo en el caso de las mercancías que estén en el régimen de importación definitiva).

e) La demás documentación establecida legal y reglamentariamente.

Lo anterior no es aplicable a mercancías que en valor sean menores a $2,000.00 USD (dos mil dólares), así como tampoco se aplican a equipajes, envíos urgentes, importaciones y exportaciones gubernamentales, ataúdes, paquetes sin valor comercial, postales, etc.

Posterior a realizar la declaración y proporcionar los documentos necesarios, se fijará la cantidad monetaria de la obligación tributaria según el reglamento.

>> ¡Conoce la manifestación de valor: la declaración obligatoria de la  mercancía! <<

Aceptación, rechazo, rectificación o desistimiento

Una vez que la declaración está completa, se considera como aprobada cuando es registrada en el Sistema Nacional de Aduanas. Esto significa que la declaración procederá, sin embargo, aún no válida que la información declarada es verídica.

En caso de que se encuentre algún error en los datos, las autoridades  rechazarán la declaración señalando las faltas u omisiones, y se otorgarán 3 días hábiles para su corrección.

Por otra parte, si el declarante identifica algún error u omisión en la declaración, puede solicitar una rectificación, acompañado de comprobante de pago de los impuestos, más aparte los intereses correspondientes.

De la misma forma se puede solicitar el desistimiento del régimen en el que se hayan clasificado las mercancías, y el declarante contará con 8 días hábiles para registrar las mercancías en el régimen correspondiente.

Verificación inmediata

Una vez que ha sido aceptada la declaración, continúa un proceso de verificación en el que aleatoriamente se inspecciona la mercancía, ya sea un reconocimiento físico o por muestra de laboratorio, esto con el fin de verificar que coincida con la información declarada.

Este proceso se realiza en los dos días hábiles posteriores a que la declaración es aceptada, sin embargo, si se sospecha de alguna anormalidad, las autoridades aduaneras pueden realizar un trámite para detener las mercancías por más tiempo.

Por último, una vez ejecutada la valoración, si todo se encuentra en orden y cumple con las normas de regulación, se autoriza el levante de las mercancías. Esto quiere decir que se puede disponer de las mercancías haciendo constar que cumplió los requisitos para su ingreso al país.

Según datos del INEGI, entre enero y noviembre del 2021, el valor de las importaciones alcanzaron 458,613 millones de dólares, superando al observado en 2020 en un 32.5%.

>> ¡Conoce la manifestación de valor: la declaración obligatoria de la  mercancía! <<

Reconocer y adentrarse en cada parte del proceso que se hace dentro de las aduanas puede ayudarte a lograr con éxito la compleja tarea de transportar y distribuir mercancías de un país a otro, utilizar diferentes métodologías también ayudará disminuyendo los contratiempos que pueden surgir en el camino.

Habla con nosotros 

Escrito por

Soy Diego, el CEO de Aduaeasy, y me apasiona guiar a las empresas en México hacia el éxito. Mi misión es simplificar y agilizar sus procesos logísticos.

Soy Diego, el CEO de Aduaeasy, y me apasiona guiar a las empresas en México hacia el éxito. Mi ...

Obtenga el mejor contenido de marketing de la semana